La Feria de las Flores 2018 tuvo la ocupación hotelera más alta de los últimos años

Fuente: Prensa Alcaldía de Medellín

La Feria de las Flores 2018 tuvo la ocupación hotelera más alta de los últimos años

 

Por Prensa Alcaldía de Medellín

 

Medellín cerró con broche de oro diez días de una fiesta que este año tuvo un significativo acento cultural: la Feria de las Flores 2018.

La ciudad florece porque sigue posicionándose como un destino atractivo y sostenible para el turismo, que tiene una amplia oferta y experiencias que hablan de su transformación.

Según el Sistema de Indicadores Turísticos de Medellín y Antioquia –Situr, durante la Feria llegaron a la ciudad cerca de 25.000 personas, de las cuales 10.993 procedían de diversos países, lo que representa un  incremento del 27 %, además de 13.547 colombianos residentes en el exterior. El crecimiento general en la llegada de visitantes fue del  22 %  frente  a los días de Feria de 2017.

La derrama o impacto económico positivo en la ciudad alcanzó los $76 mil millones, lo que representa un 16,8 % más en comparación con el año pasado.

La ocupación hotelera fue de 76,2 %, la más alta de los últimos años y cinco puntos por encima a la del año pasado. Durante los primeros cuatro días de Feria llegó a ser, en promedio, 16 % superior a la de 2017. De acuerdo con Terminales Medellín a la ciudad llegaron por vía terrestre cerca de 210.000 personas.

En los Puestos de Información Turística fueron atendidos cerca de 5.500 visitantes.

El equipo de atención pre hospitalaria de la Secretaria de Salud de Medellín realizó acompañamiento e inspección a 47 eventos, lo que representa un incremento del 50 % de su presencia en las actividades feriales, en comparación con 2017.

Por primera vez en la historia de la Feria de las Flores, Emvarias recogió 20 toneladas de residuos aprovechables, como papel, cartón, vidrio y latas de bebidas. En eventos como Caminata Canina, Desfile de Autos Clásicos y Desfile de Silleteros se contó con 16 sitios para aprovechamiento de residuos y 37 puntos verdes.

Los principales delitos de alto impacto en la ciudad registraron reducciones significativas, gracias al buen comportamiento de los ciudadanos. El hurto a comercio bajó un 75 % y el hurto de automotores un 74 % con respecto a la Feria de 2017. Los homicidios disminuyeron un 43 % y los casos de lesiones personales descendieron en un 47 %.

Feria de cultura

Medellín florece, lema de este año, se reflejó en el Desfile de Silleteros, en el que 510 personas de Santa Elena lucieron con orgullo las flores que durante todo el año cultivaron con esmero y dedicación en sus veredas. Ayer domingo, desde la avenida Guayabal hasta Plaza Gardel, recorrieron las calles e hicieron suspirar a un público que honra la tradición reconocida como patrimonio inmaterial de Colombia.

El ganador absoluto del Desfile número 61 fue Jesús Orlando Grajales Atehortúa, quien a su vez ocupó el primer puesto en la categoría Silleta Monumental.

Cerca de 600.000 espectadores apreciaron, desde la vía pública, a los pioneros y a las nuevas generaciones que llevan en su sangre el amor por esta tradición. Las silletas quedarán en la memoria de quienes asistieron, quienes vieron el desfile por televisión y en la de aquellos que irán a Plaza Gardel, pues como novedad, las silletas estarán exhibidas en una especie de galería para que propios y turistas puedan ir a admirarlas.

El concierto inaugural, en el sector del Obelisco, tuvo el talento de Felipe Peláez, Greeicy Rendón, Daniel Calderón y los Gigantes del Vallenato, el cual  disfrutaron 35.000 personas.

Día a día, en diferentes escenarios públicos,  a través de eventos gratuitos, la Feria sonó a música y se vivió desde las artes escénicas, la danza, el teatro y la diversidad.

La Plaza de las Flores se tomó el norte, el occidente y el sur de la ciudad. En este espacio, las familias, los amigos y los turistas encontraron el conjunto de las tradiciones, se deleitaron con los platos y dulces típicos, vibraron con las presentaciones de artistas locales y nacionales, bailaron y compartieron con personas que no conocían, todo en clave de convivencia y solidaridad.  En la primera de las plazas, la asistencia fue de 107.000 personas, en la segunda de 124.500 y en la tercera de 188.800 visitantes.

La Feria no solo se vivió en la urbe, pues los escenarios artísticos y culturales también llegaron a los corregimientos. Allí, la programación hizo gozar a 17.700 personas.

Con el Festival Nacional de la Trova, la ciudadanía vivió con emoción de los mejores exponentes de rimas e improvisaciones. El elegido como nuevo rey de la trova fue Juan José Castaño, quien conquistó a los 8.000 asistentes en la gran final.

Plaza Gardel recibió, durante cinco días, al Parque Cultural Nocturno, un escenario para bailar, cantar y reír con los ritmos de la cultura colombiana y también aquellos que llegaron de diversas regiones del mundo.

En total fueron 32.000 espectadores que asistieron a 17 presentaciones en las que artistas como Bomby, Mauro Castillo, Sole Giménez, Cabas, Vicente García, Alcolyricoz, Claudia Gómez y el Grupo Bananas, entre otros, cautivaron al público.

La Feria a Ritmo de Bicicleta fue otra manera de disfrutar el espacio público y promover la movilidad sostenible. En ella  participaron más de 3.000 personas.

En esta edición de la Feria se sumaron espacios como el Paseo Bolívar, el Parque Lleras y Plaza Botero, como puntos de encuentro de 300 artistas entre titiriteros, malabaristas, pintores, cantantes, esculturas humanas y cuenteros, entre otros, quienes se apropiaron de la calle para poner en escena aquello que los hace únicos. En total realizaron 1.200 funciones.

Zona que Suena, la franja dedicada a los niños, estuvo inspirada en un mundo mágico llamado Orica, que giró alrededor del cuidado del agua y el medioambiente. La celebración fue este fin de semana en el Parque Norte y contó con la asistencia de 41.329 personas.

Durante la Feria de las Flores, cada habitante reafirmó su compromiso con la ciudad que sueña desde el arte y la cultura en medio de sano esparcimiento en familia y en un ambiente de convivencia ciudadana.